Un Futuro Prometedor

El futuro está lleno de posibilidades para las personas con síndrome de Down. Ahora más que nunca existe un gran apoyo a esta comunidad y a los programas que les permiten sobresalir y prosperar. Recuerda que no estás sola; en Guayaquil hay muchas familias que, como la tuya, ¡tenemos la dicha de tener un hijo con síndrome de Down y somos muy felices!

Las personas con síndrome de Down tienen vidas largas, felices y significativas. Esto es el resultado de la inclusión de personas con esta condición en colegios y trabajos, las cuales han demostrado aportar positivamente a la comunidad. Muchos se gradúan del colegio, van a la universidad, tienen trabajos y amistades y algunos hasta deciden casarse.

Criar a una persona con síndrome de Down será muy parecido a criar a cualquier otro hijo. Habrá altibajos, retos y triunfos, risas y lágrimas, pero más que nada amor. Abre tu corazón a este mundo lleno de experiencias únicas. Cree en tu hijo y apóyalo para que pueda desarrollar al máximo su potencial, ¡seguro te sorprenderá!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.